art

Browne

Calambres Exquisitos

Allí donde otros exponen su obra yo sólo pretendo mostrar mi espíritu. Vivir no es otra cosa que arder en preguntas. No concibo la obra al margen de la vida(Artaud)

miércoles, 14 de enero de 2009

Para Ángeles

Todos somos uno.
Desconozco otra clave.

Me dijo un ángel:
“Estate despierto hasta en los sueños, y así podrás no distinguir, cuando amanece de la noche cerrada”.

Como las palabras bonitas que se dicen al oído de la distancia y son también pájaros que se posan en los cables de teléfono.
Si viésemos la tierra desde la luna, igual que hacemos ahora mismo, nos quedaría más claro, la inexistencia de la diferencia y el fuerte latido de la totalidad. No hay separación. No existe. Sólo una presencia que está en todas partes. La propia individualidad no es más que la memoria de un conjunto de percepciones, como formas de experimentar la realidad. Ni hay razas, ni hay religiones, ni hay ideas. Hay un todo. Que hacemos real. Que es parte de nosotros.


Hoy quiero ser terrenal, asentarme y cantar a la transformación que no he cesado de escuchar, que es del silencio la vida como vibración, más sutil y presente. Tras cada raíz del árbol ocupando un cielo que busca del lugar sin forma, eso propio de todos los sitios, de las estrellas y del subsuelo que se tocan. Que pese a estar en no más que un cenicero de un palmo, son manos que se estrechan con el empeño de los mismos brazos. Acercar la vida, desarrollándose. Tal que así. Sin situar lo andado en un mapa desgastado y rodeado de niebla, al compás de una memoria que se escucha mientras se olvida, embutida en cada presente.
Y me invade la necesidad, cada vez más apremiante, de acercarme a lo que soy. Dejando de lado lo que no .Y hoy quiero ser tierra para desde ahí, aspirar al cielo. No tiene otro motivo para mi aprender a volar. Y hoy me descubro vacío pero sin frío.

He sido capitán de la tontería
Del caer en la trampa cubierta de ramas secas
Que era lo podrido de mi copa
Cuando creía que yo no era
Mirando con el ombligo creyéndome tuerto
Mis ojos son bombardeo sobre Gaza
El fin de lo conocido
Quién reduce sus comidas colmillos de hambre
Gasolina al veneno no apaga la sed
Dominó de torres de broma
El lugar de siembra mientras mastico

Y tantas cosas más
Que he visto
De lo tan bien escondido


Como una raíz que porta hacia arriba su savia

Ahora ya sé

Lo que quiero subir
Qué intención cubre mi mirada



Llueve, o es un sueño de la tierra con la belleza del agua soñándose. Y yo sigo, por el mismo camino borrado por huellas de todo paso, como hacen las gotas de lluvia. Sin ninguna intención fuera de la humedad.


Dos sensaciones aisladas que toman la forma de todo lo que se puede sentir

Amor

Miedo

Yo elijo amor
Miedo reconozco que es
El amor desconociendo que es en todo

Yo me abro al amor

Surge como aceras de polen en una flor que late
El espacio está frío
Con toda posibilidad ocupando el vacío que arde
El motor como una vela
Vuelvo al espejo roto un vistazo
Para quitarme de en medio
Por última primera vez
De lo nuevo por lo viejo
Se aferra a mi lo que he sido
Y sonreímos olvidadizos
Acercar la vida desarrollándose
El cielo apuntalado sobre nosotros
Como nunca deja de ocurrir


Sospeso varias claves, que al rozarlas prenden en la hoguera ígnea sin cenizas, que se lleva el aire, donde echo todo lo hecho abono a quemarse. De lo nuevo por lo viejo. Voy a esforzarme por hacerme entender.

Me dijo un ángel al pié de una montaña de cristal nacida en el calor de la tierra:
“Escríbelo sergio
Escribe cómo te sientes…
Te ayudará”
Ahora le digo:
“Si lo hago
Dejo de mirar desde fuera lo que hago que me ocurre por dentro.”

Llueve
Con la belleza de la tierra soñando ser agua
O es un sueño del cielo
Inventos de agua
No soy todo lo que digo

Pendiente de un fino hilo mientras voy atijereando el aire. El maestro hace maestros. Bien situado, no hay nada que decir que no se haga, lo que sea que es tiene sentido. Tú me despiertas, como todo que es nada hecha algo desde el todo. Tú me gobiernas. La sensación es buena. A escondidas nos buscamos.

Han pasado días
Nada se parece a esta bocanada que se escapa
Como hace el viento por un rostro

Todo está bien

Todo es perfecto

Dentro de la semilla está ya todo el árbol


Le dije al ángel:
“Que bueno que hables contigo mismo”

Hoy quiero ser tierra
Para desde ahí acercar el cielo
Todo es lo mismo

0 Pulsaciones:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal


han venido