art

Browne

Calambres Exquisitos

Allí donde otros exponen su obra yo sólo pretendo mostrar mi espíritu. Vivir no es otra cosa que arder en preguntas. No concibo la obra al margen de la vida(Artaud)

domingo, 8 de febrero de 2009

El yo debe ser mayestático

A veces uno se olvida de la maravilla de la vida, la conexión que todo lo alimenta, de como se desarrolla, haciéndose, con cada suave mirada, vista pestañeante, atrapada, de fuera con lo de dentro, en el sentir de cada latido, de un corazón.
A veces uno se olvida y camina a oscuras dentro de ella, sintiéndose fuera. Y le asombra y le deja perplejo la complejidad de su ser, y al observarse, a la distancia de lo que se ve, se descubre, como un mirar que es en todo, para volver la vista de nuevo a la maravilla de la vida y su creatividad. Hecha a través de muchos ojos.
Es cierto (y perdonen que me cite): el temor de las orugas es desconocer que pueden volar.
Cruzar las piernas la mejor manera de tropezar. Pero caerse levantado es bueno. Es lo que corresponde, para aprender a vivir lo que quieres sentir, aprender a sentir que vives lo que sientes. Está bien. El ánimo templado. Solamente observando. Sin convertirse en un golpe de remo a favor de la corriente. Solamente observar. Viéndose en lo mirado, no distinguirse los ojos. Templado el ánimo.
Y sin, en ecuaciones distintas, ante la misma incógnita despejada. Mientras se permanece quieto y quieto está lo de fuera. Obviar la equis: No estoy en el otro, soy también el otro. Como monos lavando fruta.

0 Pulsaciones:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal


han venido