art

Browne

Calambres Exquisitos

Allí donde otros exponen su obra yo sólo pretendo mostrar mi espíritu. Vivir no es otra cosa que arder en preguntas. No concibo la obra al margen de la vida(Artaud)

lunes, 28 de mayo de 2007

Terapia

El chiquillo de mis vecinos
A eso de las cuatro de la tarde
Repite una y otra vez con su instrumento de viento (no sé exactamente cuál)
Clavelitos, clavelitos
El Himno de la Alegría
O Noche de Paz

Una y otra vez, sin lograr acabar ninguna,
repite esas tres canciones puntualmente, a las cuatro de la tarde
Yo,
a las cuatro de la tarde
Tengo por costumbre mirar al techo durante varias horas
Un rito que mantengo desde hace varios días gracias
al entretenimiento que me causa una graciosa cucaracha
Que se ha instalado en el cielo de mi cuarto
Y que parece dispuesta a quedarse ahí para siempre
Instalada en un pedazo de techo, surcando los mapas
Que le proporcionan algunas manchas de humedad

-Las manchas de humedad
En un techo
Son como arrugas
En el rostro
De Los hombres
A los que admiro

Algunas personas suelen recriminar
Esta extraña afición mía
Poca gente entiende que pueda hacerme tan
Feliz tan
Increíblemente feliz
Mirar al techo durante horas
Y horas/ en las que según me dicen/ pierdo el tiempo despreocupadamente
Pudiendo emplearme en mil quehaceres distintos y
Obviamente mucho más producentes.
Yo me defiendo y alego que esas
Son las horas que necesito para no volverme loco, que esa
es mi terapia personal, mi terapia de las cuatro de la tarde.
Claro está, que nunca imaginé que acompañaría mi terapia a ritmo
De clavelitos clavelitos y que no se me pasó por la cabeza que
mi psiquiatra tuviera antenas,
consideré la posibilidad de que llevara peluquín pero
no antenas

-Los pedazos de sol
De las cuatro
De la tarde Adormecen
A las almas más inquietas

No quiero que se vaya.
¿Cuánto vive una cucaracha? No puedo dejar de asistir
Religiosamente a cada una de mis citas de las cuatro de la tarde
A veces pienso que nada en el mundo absolutamente-nada-en-el-mundo
Me importa más que mi cucaracha y su hipnotizante existencia, pues, eclipsado,
En éstos últimos días he aumentado mis horas de plegaria ante su
Santa imagen
Y apenas hago cualquier cosa que no sea mirarla o pensar en ella

-Con la ira fragmentada
Solo pueden
Obtenerse
Resultados dispares
A la intención de tu puño

Ayer acudí puntual a mi cita de las cuatro de la tarde
Cuando mi vecino ensayaba Noche de Paz a mediados de Mayo, yo
Estaba ahí, en mi lugar, esperándola, pero ella
no apareció
Se había marchado

Y me jode
Me duele y

Me jode que me recuerden el tiempo que he perdido mirando
Una insignificante cucaracha rojiza
Me jode porque aquél insecto se pasaba las mismas horas
Mirándome a mí
Y a ella
Nadie
le ha dicho nada

-Los más avispados
Dejaron de afilar sus colmillos
En la ignorancia ajena
Y Los hundieron
En la suya.

10 Pulsaciones:

A las 28 de mayo de 2007, 11:26 , Blogger Nadiel Martí Moreno ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
A las 28 de mayo de 2007, 11:40 , Blogger Nadiel Martí Moreno ha dicho...

ei angus, me identifico mucho con tu vecino y el instrumento de metal. x cierto, tengo una noticia buena y una mala para ti: la mala noticia es que anoche ( y hablo totalmente en serio) a eso de las tres de la mañana empecé a escuchar un ruidillo y fue el instinto lo que me hizo encender la luz, entonces descubrí una cucaracha considerable caminando por un poster azul de mi habitación, bueno, entonces descubrí lo que es el pavor y lo que es el horror y la soledad que uno siente al no poder gritar ante una cucaracha y te aseguro que de lo que menos me acordé fue de kafka. la maté, la aplasté con mi cuaderno de notas y he pasado la noche como un niño miedoso de los vampiros. la buena noticia es que con la llegada del verano y el estado de nuestro submundo estoy seguro de que volverá alguna cucaracha más, esos seres espantosos angus. mi terapia ha sido esta mañana ver el diminuto cadáver casi perfectamente aplastado en el cuaderno, como cuando pones flores entre las páginas de los libros

 
A las 28 de mayo de 2007, 12:27 , Blogger sergio castillo pelegrín ha dicho...

Nano, ya tengo miedo del jueves, cada vez lo tiras más lejos, que buenas las cucas y que suerte tienen, a ellas si que les da igual quien vote o quien haya.
Me gusta como vas haciendo lo que te rota, y como le das a los registros. Y lo de muchos poemas en uno també. Sigue así, si quieres...

 
A las 28 de mayo de 2007, 16:05 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Me ha encantado tu "prosa lírica".
Y después de leerlo, y sentir tu tristeza, no he puedo evitar decirte que tu cucaracha tenía alas bajo el caparazón, y que se fue volando. No te apenes por ella.

Un abrazo de una ávida lectora, y silenciosa escritora...
Alhajita.

 
A las 28 de mayo de 2007, 16:37 , Blogger Marisa Vidal ha dicho...

¿Sabes lo qué me jode? Que realmente a ella nadie le ha dicho nada y que seguramente ella también tenía su espacio reservado para mirar desde arriba y tendría cosas, en su mundo, que hacer. Pero la luz les molesta y se quedan quietas para refugiarse de ella, y tú mirabas su sufrimiento y a ella nadie le decía que no fuera a sufrir bajo la luz del día.
Tío, me he visto, me he visto mirando al techo a las cuatro de la tarde con tal indiferencia y tanto de a tomar por culo el mundo, que no he podido menos que observar las arrugas de los hombres a los que admiro.
He identificado las voces que hay en mi interior dentro de este poema y los inconclusos vaivenes por no llegar a ningún sitio y sin embargo… respirar.
Hay mucha filosofía en esta lírica y mucha que no se ve pero se siente. Mucha.
¡Quiero oír muchas voces en ese recital!

 
A las 28 de mayo de 2007, 21:33 , Blogger Angus ha dicho...

Sí Daniel, sí. Las cucarachas sobreviven a una guerra nuclear peeeero nada pueden contra un zapato, cuaderno de notas o similar. ¿De qué les sirve entonces sobrevivir a una guerra nuclear? claro, después de la guerra no quedará nadie que calce zapatos o utilice cuadernos... eso es cierto. Mmm una entrada eliminada, qué habreis dicho? Seguro que ha sido Marisa diciéndo que las cucarachas son superiores!
Sergiooo yo si que tengo miedo del recital, si me da un algo raro ayudadme, ¡NO FORMARÁ PARTE DEL ESPECTÁCULO!! Nadie dice nada a las cucarachas... Gracias Alhajita!

 
A las 28 de mayo de 2007, 22:50 , Anonymous safrika ha dicho...

Qué bueno lo de las cuquis superiores.
: DDD
Lo que está claro es que muchas ganan las elecciones.
Pobres bichos, que comparacion tan nefasta para ellas.

 
A las 29 de mayo de 2007, 0:33 , Blogger Cucaracha homicida ha dicho...

Bueno... me doy muy por aludido, queridos. Las cucarachas y la literatura, en mi caso, van de la mano.

Yo comparto piso con 3 personas más, pero por algún motivo inexplicable, solo hay cucarachas en mi cuarto, ellas me tienen miedo y yo a veces también les temo a ellas.
Pero he aprendido a convivir con ellas, y por eso, propongo que cada uno se traiga una cucaracha de su casa para el recital-destructivo del jueves y que, al final, a modo de paloma mensajera, sean liberadas.

Decidme si eso no es destrucción, cabrones. Eso sí, no me digais que esque a vuestras/os novias/padres/hermanas/madres/amigos les dan asco las cucarachas, o lo tendremos que hacer en dos actos.

 
A las 29 de mayo de 2007, 1:03 , Blogger artú ha dicho...

lola, mi gata, se come mis cucarachas. Trato de educarla en el respeto al medio pero rechaza el principio de autoridad...

 
A las 29 de mayo de 2007, 18:51 , Blogger Marisa Vidal ha dicho...

Las cucarachas son superiores!!!! (Y no lo borro, no había sido yo, pero te aseguro que habrá sido una cucaracha diciéndote lo mismo).
Sí señor... yo me apunto a traer una de casa, de esas rojas que imponen más respeto y dicho sea de paso dan más...¡¡¡No olvidéis los sprays!!!!...
Porque será que a todos los gatos les da por lo mismo, la mía además las torturaba ensañándose con ella..me pregunto si se creería superior ...jajaja...cuánta jerarquía...los chinos se comen a los gatos.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal


han venido