art

Browne

Calambres Exquisitos

Allí donde otros exponen su obra yo sólo pretendo mostrar mi espíritu. Vivir no es otra cosa que arder en preguntas. No concibo la obra al margen de la vida(Artaud)

domingo, 2 de septiembre de 2007

Desmesuradamente,
los llantos de la ciudad
eran aplastados en
a saber que hombros ajenos.
Un niño cantaba
con la tensión de un cadáver
apilado y correoso.
La silueta ondulada
del labio rojo silbante
emitía un insulto sonoro.
Y una enredadera de
andamios y metales
se erigía
donde ayer cantaban los gitanos.
El muchacho de Bagdad,
convertido en una cifra,
vociferaba furioso.
Adán destrozaba
cada noche el rostro de Eva.
La desnudez era un reptil.
Los comercios especialistas en ti.
Y nosotros,
excedentes,
uno a uno
nos volvimos economía.

Mientras tanto,
preocupados por
El creciente desorden emocional
de los aeropuertos
El botón de stop de los ascensores
El castigo de los dioses
La promiscuidad de los adolescentes
El amor minimizado
La caída del cabello y sus consecuencias
El rutinario café de cada mañana
La genética del caracol

Olvidamos descifrar
La morfología de las estrellas.
Lo único que
Realmente importaba.

Etiquetas:

1 Pulsaciones:

A las 3 de septiembre de 2007, 12:50 , Blogger sergio castillo pelegrín ha dicho...

Nano, me sobrecoge, me enrabia, me parece cojonudo.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal


han venido