art

Browne

Calambres Exquisitos

Allí donde otros exponen su obra yo sólo pretendo mostrar mi espíritu. Vivir no es otra cosa que arder en preguntas. No concibo la obra al margen de la vida(Artaud)

viernes, 11 de enero de 2008

Órgano vivo. Útil y sano, de momento.


El que la ira sirva para romperlo

todo

Incluso lo que nunca
te

habrías imaginado

que pudiera acabar

así,

Eso es algo

comúnmente

aceptado

A lo
mejor

por tratar

de encontrar

unas

palabras que le

sirviesen de consuelo

No se,
que

pudieran serle útiles

las noches de desánimo

Últimamente

muy

frecuentes,

que
di

casi sin darme cuenta

y enseguida

con

uno de esos libros

uno de los que

tanto había
buscado, cuando quisimos

darle

una nueva cara a nuestra casa

y la pusimos patas
arriba,

hasta

el punto de que parecía

aquello

un puto desguace

La dedicatoria está
borrosa

y además, ahora no importa

demasiado.

Ya no la necesito

Aunque si aquel
día

que yo

sudé la camiseta

de Jonny Walker

roja, hubiera leído

“arduo

como caminar
sobre el filo

de la navaja”

habría actuado de otro

modo

Todo habría sido distinto

o
no

¿quién sabe?

Cierro el

libro, es lo mejor

que puedo hacer, el cd se encona

de
nuevo en el mismo

movimiento,

segundo acto aunque

algo impide que me
levante

para

apagarlo y es

así como ahora llego al recuerdo de

aquel

día

en
la

feria,

hacía

tanto frío

debe ser por eso, los calcetines

húmedos,

había llovido

que
lo recuerdo

tan bien

Ella quería subir a la

atracción

más alta, la que te
balanceaba

a 50 metros de altura,

una

especie de péndulo oxidado

a cargo de un par
de gitanos, en chándal,

aburridos, de gesto paciente y temerario

y yo

sentía frío,
tanto, en

los huesos

y en el alma también

un poco y subir

a lo más

alto

no

me parecía
algo, del todo

divertido. No lo es

tampoco, en teoría,

dormir mal

o poco y no
descansar, mal nutrirse

por exceso las pocas veces,

o por

defecto, las demás

pero es
lo que hay

desórdenes

alimenticios

y del sueño y además

no es que me queje

es que

no
me atreví a subir

al final
a la dichosa atracción
y no se porqué

mi

cabeza
ahora

se empeña en ello y así acabo

perdiendo la cuenta de los días

que me da por
hacer

tantas y
tan

extrañas

asociaciones

2 Pulsaciones:

A las 12 de enero de 2008, 1:50 , Blogger Nadiel Martí Moreno ha dicho...

perdiendo la cuenta de los días...vos tenés una memoria proustiana. salud y cuidado con la enfermedad de la lietratura, cuidado con hablar en libro. un abrazo

 
A las 12 de enero de 2008, 13:17 , Blogger El perro del mal ha dicho...

tienes razón aunque no es que tú te libres, por cierto, increíbles los tres últimos poemas que has puesto por ahí, a ver si nos vemos, esta noche, por ejemplo, patri y yo andaremos por ahí, carmen o cedro o lo que sea, empinando nuestro codo de poetas, a ver si puede ser, abrazo...

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal


han venido