art

Browne

Calambres Exquisitos

Allí donde otros exponen su obra yo sólo pretendo mostrar mi espíritu. Vivir no es otra cosa que arder en preguntas. No concibo la obra al margen de la vida(Artaud)

domingo, 3 de junio de 2007

Preferencia

Antes
La verdad agónica de dolor
Que
La falacia nubladora de dicha.

11 Pulsaciones:

A las 3 de junio de 2007, 17:28 , Blogger canary ha dicho...

¡Tu blog es muy interesante!
Por favor, envíame las fotos del escritorio de tu PC.
¡Las publicaremos todas en el mi blog!

EMAIL: pcdesktop1@gmail.com

 
A las 3 de junio de 2007, 17:49 , Blogger sergio castillo pelegrín ha dicho...

la que lleva eso asuntos y muchos más es SAF

 
A las 3 de junio de 2007, 21:04 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Acabo de leer a vuestro maestro Quique. Y a alguno que otro más (siguiendo el consejo de Sergio.)
Os dejo dos canciones. La primera es de otro Quique (González). La segunda de Iván Ferreiro. Para que no dejéis de provocar fuego. Para que os agarréis al aplauso de alguien si eso os anima a seguir.
Yo por ahora os aplaudiré. Más tarde quizá deje de nadar en quimeras y me una a vosotros.
Espero que os guste. O anime. Alhajita.

Ahora no sé si tendré que esperar el eclipse de luna,
la última copa en el último bar o el veneno de lluvia,
un taxi libre o quizás invitar a beber a la rubia.
O disfrutar de la virginidad de una página en blanco.

¿Y si me agarro a tu aplauso como ardiendo a un clavo?
Si me aferro al brillar de tu risa, que sostenga un cigarro encendido en mis labios…
Si no tengo billete de ida.

Aún no he podido arrancarme la lanza que abrió mi costado.

Dicen que solo camino, los que por mi sombra se han guiado.
Aún no comprendo cómo los bomberos han tardado tanto en sofocar el fuego que ambos provocamos.
Y si me agarro a tu aplauso como ardiendo a un clavo, si me aferro al brillar de tu risa, que sostenga un cigarro encendido en mis labios, si no tengo billete de ida.
Ya sé que es fácil decirte no dobles jamás la rodilla. Que es preferible nadar en quimeras a esperar en la orilla a que la marea consiga dejar dormidas las ideas de los que crecimos en la misma escuela.
Y si me agarro a tu aplauso.



CIUDADANO A
No suelo pensar
que los demás teman por mí.

A lo mejor supones
que soy un animal
no más silvestre que esta piedra o
que mi enojo el día que yo vi
lo miserable que podías ser, lo miserable…

No suelo pensar
que los demás me entienden ni un momento,
y una vez que empiezo a hablar
mis vomitonas me convierten en un descarado.

¡Sí! ¡Tienes razón!
Es complicado mantener el tipo en cualquier situación.
Ya ves,
yo sobrevivo a base de basura y desencuentro.

No podrás decir
que no te dije lo que había un día en su momento.
¡Mírate bien!
¡Estás inflado de mediocridad!

No suelo decir
lo repugnante que resulta veros en la tele
haciendo bailar
los numeritos en las tablas.
Vuestras putas casas son de verdad
y a mí me da que todo es de mentira.

Vi como una vez
cambiabas todo en el telediario,
vi a todos llorar
es imposible contenerme ahora, no consigo….

¡Vi a tu mujer
cómo besaba a todos en Madrid en las calles!
Y a ti en Berlín
vendiendo Europa a los americanos,
todo lo que nunca tendré.

 
A las 3 de junio de 2007, 21:15 , Blogger sergio castillo pelegrín ha dicho...

Vaya, cada vez más puños cabreados. Muy bonito

 
A las 3 de junio de 2007, 23:42 , Blogger Cucaracha homicida ha dicho...

La cosa marcha :)

 
A las 4 de junio de 2007, 2:36 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Maldito insomnio y malditos todos!!!!!
Hale, ahí tenéis lo vuestro. Que aproveche, y si no... lo siento. Con cariño desconocido, alhajita.

Rojo bajo el ojo
negro el dedo
y amarillo el corazón.

Escupo palabras.
Las borro.

No sé si subir al tren maldito.
Canalla sin freno.

Insulsos lucháis,
ardiente el armazón,
en la batalla que se escribe
en un poema sin final.

¿No será que Ellos llevan
insignia insigne
fatal del mal,
que tiñe
con el rojo cartucho su dedo,
con el amarillo de bilis el ojo
y con negro dinero el corazón?

 
A las 4 de junio de 2007, 13:46 , Blogger sergio castillo pelegrín ha dicho...

Será

 
A las 4 de junio de 2007, 22:54 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Lo pondremos por aquí, q pocos lo leen y tú aún me proteges...

Crisis existencial: dícese del momento en el que te vuelves a lanzar a la vida después de haberte salido un momentito para poderla pensar.

¿Quién no tiene crisis existenciales?

1.Los que no piensan.
2.Los que se quedan pensando para siempre y se olvidan de volver a la vida.

Enhorabuena, pensáis y vivís.
Pero… malas noticias… la crisis existencial a veces te da respuestas.
La más cruda es saber que estás aquí para nada. ¿Quién tiene el coraje de seguir motivado después de esto?
Me nubláis. Demasiado pesimismo para mi fragilidad.
Ciao bambini!!

 
A las 5 de junio de 2007, 12:19 , Anonymous artú ha dicho...

"la filosofía no es más que otra forma de miedo y sólo conduce a simulacros cobardes"...

no jodáis con crisis existenciales, ostia

 
A las 5 de junio de 2007, 17:03 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola compis!! La infiltrada de Alhajita os deja otro regalo.

Fragmento(sin título ni autor)

“Últimamente ando siempre mareado. Creo que es porque igual que al marinero que se posa en tierra le sobreviene el mareo, a mi cuerpo después de bajarse de esta gran bola giratoria sobre la que camino hace ya 30 años,le cuesta acostumbrarse.
Me preguntaba qué es eso que sólo unos pocos tenemos. ¿Cómo es posible que desde los comienzos de la creación (que a mi parecer tiene su origen en el nacimiento de la Escritura, y no en el de Cristo), ¿por dónde iba? ¡Ah, sí! ¿Cómo es posible que desde el comienzo de la creación se dijeran cosas tan acertadas? Y sin tradición alguna a la que plagiar. Tal vez a la oral, pero algún punto habrá en el que el pensamiento fuera creado sin precedentes…
¿Qué me decís de la maldición de Casandra? Condenada a que nadie creyese lo que predecía. A los poetas nos pasa un poco lo mismo. Nos llaman locos, y nos ignoran.
¿Qué me decís de la mujer de Lot? Para salvar a su marido sólo tenía que andar hacia delante sin girarse. La curiosidad pudo con ella y… zas!! Miró, y la cagó. Pero es que no era moco de pavo lo que le pedían. ¿Quién es capaz de olvidar el pasado y no volver nunca la mirada? ¿Quién es capaz de cerrar los ojos pudiendo abrirlos?
Bueno, esta última pregunta no es muy acertada, muchos son lo que prefieren la ignorancia. La feliz e inútil ignorancia.
Y es que es verdad, en este mundo pocos son los que levantan la mirada para ponerse en la piel del otro, o simplemente para conocer.
El otro día sin más, iba conduciendo tan tranquilo por el carril derecho. Tenía que girar por la siguiente calle a la izquierda y comencé a acelerar (un pelín), y a poner el intermitente a la izquierda, para que el mercedes que iba chafando huevos en el carril izquierdo (¿Un tipo con un mercedes a la Izquierda? ¡Qué gracioso!), bueno, para que me dejase pasar, o más bien para avisarle de que iba a girar. ¿Pero que hizo él? Como si estuviese invadiendo la más preciada de sus posesiones comenzó a acelerar como diciéndome: tú aquí no te pones, cerdo.
Yo, que lo tenía todo calculado, (y sabía que lo hacía por joder), me metí. Él ni siquiera tuvo que frenar, pero intentó transmitirme su odio haciéndome luces. Lo único que consiguió fue hacerme reír (de él).
Y es que a veces la vida parece un bote salvavidas en el que todos apalean a los náufragos para que no suban. Eso sí, cuando un náufrago consigue subir no tardan en darle un palo para que se una en su empresa apaleatoria.”

 
A las 5 de junio de 2007, 21:34 , Blogger sergio castillo pelegrín ha dicho...

Quememos los palos y que no nos crean después de muertos. Eres una joya

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal


han venido